Student Support Services » Lice

Lice

Recommendations from the Center for Disease Control and the American Academy of Pediatrics concerning lice have changed over the past few years.  The experts agree that children should no longer be excluded from school for the presence of nits (lice eggs), and do not need to be sent home until the end of the school day if live lice are detected on the student’s scalp.  That student is able to return to school as soon as he/she has received treatment.   A number of factors went into these recommendations.  They are as follows:

  • Lice do not carry disease and pose no health risk to the student.
  • Lice do not jump or fly, therefore lice are not transmitted by sitting near an infested person.
  • Transmissions in schools are rare. It is more common to get head lice from family members, overnight guests and playmates who spend a lot of time together.
  • Although spread through hats or helmets is possible, it is rare. It is more common for transmission to occur from pillows, hairbrushes or sheets. The most common type of transmission is from head-to-head contact.
 

MPSUD knows the importance of students being in school, and follows these recommendations.  Because transmission at school is rare, it is not recommended to alert an entire class for a single case of lice.  Sending notification to an entire class will be at the discretion of the site principal. 

Lice can be anywhere in the community and, as the parent, the best practice for early identification is to do periodic head checks for lice at home.  Checking every couple of weeks for the presence of nits can be done quickly.  Tips on checking for lice and nits are as follows:

  • Have your child sit in bright sunlight or under a lamp for best visibility of scalp.
  • Part the hair and look for live lice crawling on the scalp.
  • Check very small sections of hair at the neckline and around each ear.
  • Look for nits (eggs) attached to the shaft of the hair, close to the scalp.  They are about the size of a pin head,  typically white or brown and oval or tear shaped.   They cannot be “flicked” off.  They literally “stick” to the shaft of the hair.
 

If you find lice or nits, treatment should be done as soon as possible.  Please do not send your child to school with live lice before treatment has been done. 

 

Piojos

Las recomendaciones del Centro de Control de Enfermedades y la Academia Americana de Pediatría relativas a los piojos han cambiado en los últimos años. Los expertos están de acuerdo en que los niños no deben ser excluidos de la escuela por la presencia de liendres (huevos de piojos), y no tienen que ser enviados a casa hasta el final de la jornada escolar si se detectan piojos vivos en el cuero cabelludo del estudiante. Ese estudiante puede volver a la escuela tan pronto como él o ella hayan recibido tratamiento. Se consideraron varios factores en estas recomendaciones. Ellos son los siguientes:
 
  • Los piojos no transmiten enfermedades y no representan ningún riesgo para la salud del estudiante.
  • Los piojos no saltan ni vuelan, por lo tanto, los piojos no se transmiten por sentarse cerca de una persona infestada.
  • Las transmisiones en las escuelas son raras. Es más común contraer piojos de la cabeza de los miembros de la familia, invitados que se quedan a dormir y compañeros de juego que pasan mucho tiempo juntos.
  • Aunque la propagación a través de los sombreros o cascos es posible, es rara. Es más común que la transmisión se produzca mediante almohadas, cepillos para el cabello o sábanas. El tipo más común de transmisión es por contacto de cabeza a cabeza.
 

MPSUD conoce la importancia de que los estudiantes estén en la escuela y sigue estas recomendaciones. Dado que la transmisión en la escuela es rara, no se recomienda alertar a toda una clase por un solo caso de piojos. El envío de una notificación a una clase completa será a discreción del director de la escuela. Los piojos pueden estar en cualquier lugar en la comunidad y, como padre, la mejor práctica para la identificación temprana es examinar periódicamente la cabeza  en casa para detectar piojos. Una revisión  cada dos semanas para detectar la presencia de liendres se puede hacer rápidamente. Algunos consejos sobre el control de los piojos y liendres son los siguientes:

  • Haga que su hijo se siente bajo la luz del sol o de una lámpara para tener mejor visibilidad del cuero cabelludo.
  • Divida el cabello y busque piojos vivos que avanzan lentamente en el cuero cabelludo.
  • Revise secciones muy pequeñas de cabello en el cuello y alrededor de cada oreja.
  • Busque las liendres (huevos) adheridas al pelo, cerca del cuero cabelludo. Son aproximadamente del tamaño de una cabeza de alfiler, por lo general de color blanco o café  y de forma ovalada o en lágrima. No pueden ser "sacudidas". Están  literalmente "pegadas" al pelo.
 

Si encuentra piojos o liendres, el tratamiento debe hacerse tan pronto como sea posible. Por favor, no envíe a su hijo a la escuela con piojos vivos antes de que el tratamiento haya sido hecho.